Covid 19 en Bolivia

Public health ratings app and widgets
30/11/2021

Gobierno cede a presión y retira la ley contra el lavado del legislativo

Ante el creciente rechazo del proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y Financiamiento al Terrorismo, el Gobierno presionado decidió retirar el documento para frenar paros y movilizaciones anunciados para la próxima semana. El proceso de socialización fracasó y aumentó el descontento en los sectores movilizados que dejaron en claro que las medidas adoptadas iban en contra de sus intereses.

En conferencia de prensa ofrecida en la Casa Grande del Pueblo, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, informó sobre la determinación de la administración de Luis Arce de dejar sin efecto el proyecto 218.

“Como Órgano Ejecutivo, escuchando al pueblo boliviano y a sus preocupaciones en relación a este proyecto de ley, hemos decidido retirarlo, para no dar lugar a que nos confronten entre bolivianos y no dar lugar a la desestabilización”, refirió.

Antes de dar a conocer esta decisión, el partido gobernante inició un proceso de socialización en Oruro, Cochabamba, El Alto, La Paz, Tarija, pero no logró convencer a los diferentes sectores.

En la víspera, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, intentó convencer a diferentes sectores sobre necesidad de aprobar el proyecto, pero fracasó en su propósito.

El Gobierno responsabilizó de este fracaso a la oposición e indicó que utilizaba el documento para desestabilizar la gestión del presidente Arce.

“Reconocemos que ha habido fallas en la socialización de este proyecto de ley y, lamentablemente, se ha instalado un temor infundado sembrado y promovido por grupos políticos con intereses que buscan la impunidad”, sostuvo. 

El gobernante del Movimiento Al Socialismo (MAS), a través de algunas autoridades y asambleístas nacionales, daba por hecho su aprobación en noviembre.

Reacciones

El retiro del proyecto, que ya había sido aprobado en la Cámara de Diputados, generó una serie de reacciones en líderes políticos de oposición, que de manera coincidente sostenían a través de las redes que se constituye en un triunfo del pueblo.

“Gana Bolivia y pierden los autoritarios, los violadores de DDHH y los que creen que el pueblo no sabe defenderse. Vienen batallas por la justicia y la democracia. Ahí estaremos porque unidos lo podemos todo”, escribió el expresidente y líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, en su cuenta de Twitter.

El expresidente Jorge “Tuto” Quiroga en su cuenta refiere que “no nos da la gana ser colonia cubana, ni dictadura venezolana; seremos una Bolivia soberana, libre y democrática”.

“Estruendoso fracaso de intento masista de criminalizar la informalidad, expropiar pequeña propiedad y convertir nuestra sociedad en “delatores” del prójimo”. 

El gobernador de Santa Cruz y líder de Creemos, Luis Fernando Camacho, en su cuenta de Facebook, señala que el pueblo boliviano movilizado obligó al Gobierno retirar del Legislativo otra ley autoritaria del masismo.

“Con esa ley, cualquier ciudadano podía ser investigado arbitrariamente y despojado de sus bienes. Éste fue un intento más del masismo por avanzar en su proyecto de control totalitario, pero la ciudadanía y los sectores populares unidos en toda Bolivia supieron oponerse con firmeza y derrotar ese intento de radicalizar más el autoritarismo masista”, escribió la autoridad.

Gobierno dice que se mintió a la gente 

El ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo, aseguró que la decisión de retirar de la Cámara de Senadores el proyecto de Ley Contra las Ganancias Ilícitas fue para evitar el enfrentamiento. La autoridad gubernamental lamentó que las organizaciones sociales “hayan caído en la mentira de un grupo reducido”.

Según Del Castillo, el gobierno de Luis Arce quería una norma con los más altos estándares internacionales, pero lamentablemente no ocurrió así. Pese a ello, dijo que continuarán trabajando por el pueblo boliviano.

Oposición y sectores piden no bajar la guardia

Luego del anuncio del retiro del proyecto de ley de antilegitimación, asambleístas nacionales de oposición de Creemos y Comunidad Ciudadana (CC) calificaron de derrota del Movimiento Al Socialismo (MAS), pero adelantaron la necesidad de que se proceda en el Legislativo con el archivo del documento.

“Hechos, no hay confianza con los autoritarios. La bancada de Creemos solicitará, según procedimiento legislativo, al presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, para que la Comisión de Constitución rechace y archive formalmente el polémico proyecto de ley de antilegitimación”, escribió el senador Henry Montero Mendoza por la alianza Creemos.

Observó que el retiro “no corresponde por la independencia de los Órganos del Estado”.

Asimismo, señala que se solicitará la abrogación de la Ley 1386, promulgada en agosto pasado, mediante otra ley en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Posiciones

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia, a través de su representante Manuel Morales, informó que las medidas de presión se suspenden.

Ante la falta de respuesta del Ejecutivo, el Conade y otras instituciones habían adelantado un paro de 48 horas a verificarse la próxima semana.

El Colegio Médico de Bolivia, mediante su presidente Luis Larrea, señala que el Gobierno se vio obligado a paralizar su consideración en el Legislativo por la presión de la sociedad.

“La posición de varios sectores, incluido el nuestro, obligó al Gobierno a dejar a tomar esta decisión; sin embargo, nos toca continuar revisando las otras leyes, por lo que continuaremos informando al pueblo boliviano”, sostuvo Larrea, al demandar a los sectores sociales estar atentos con la reglamentación de la Ley 1386.

Rómulo Calvo, presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, dijo que esta medida fue por la lucha del pueblo, pero que se mantiene el estado de emergencia y que en las próximas horas se llevará adelante una reunión para definir acciones.

Fuente: https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20211015/gobierno-cede-presion-retira-ley-contra-lavado-del-legislativo